Nueva casa, nuevo nombre, evolución: Postfuturear

¡Buenas!

Sigo avanzando con el proyecto, y después de meditar sobre los primeros meses de vida pública de Futuros Quebrados (contando desde la presentación en la Eurocon 2016), sorprendentemente me han ido pasando diversas situaciones vinculadas al proyecto de investigación que le han dado más vida, a destacar alguna colaboración como la que ya había compartido hace un mes y medio con Efraín Foglia-Futurnet y el CCCB, así como mi vinculación y trabajo en un grupo de investigación, Dimmons, del IN3-UOC. Éste último ha dado al proyecto un importante acelerón (y en cierto modo un abrazo emocional), hasta el punto que han apoyado mucho mi primer artículo académico (paper, en la jerga) ha sido presentado a una revista indexada como parte del grupo (quiere decir que es algo así como muy académico y “oficial”) que tratarán el tema de los futuros y por el momento sólo puedo decir que está en proceso de revisión -son procesos largos, largos, y no tenemos idea de cuando se publicaría, ¿posiblemente hacia enero?

En fin, sin rollos, la situación es que debido a esto y que continuo pensando, leyendo e investigando en la medida de lo posible sobre futuros -escribiendo menos de lo que me gustaría-, pensé que ya era hora de pasar a la siguiente etapa de Futuros Quebrados: cuando se acepta que los futuros se han roto, y que los procesos de pensarlos e imaginarlos se han obsoletado, y aparecen nuevas formas, comienza el Postfuturo (palabra que emplea, creo que por primera vez, Franco Berardi “Bifo”). Además, quería dotarle de una perspectiva un pelín más amplia y que no denotase tanto pesimismo como “Futuros Quebrados”. Más aun, de ahí que le he dado un nombre en forma de verbo, acción, porque la idea es proporcionar reflexiones, análisis y quien sabe si más adelante herramientas para pensar juntas y juntos el futuro en este siglo XXI tan incierto. Y lo principal: era hora de quitarle la extensión wordpress.com 🙂

¿Estás conmigo? Pues esta es la nueva casa: www.postfuturear.com (¡con dominio y todo!). Todo el contenido que está aquí, que por el momento no es mucho, lo encontrarás allí. La idea es que en un par de meses le haré un apagón a esta vieja casa. También encontrarás una newsletter con la que podrás enterarte cada vez que publique algo nuevo. ¡Nos vemos por allí!

www.postfuturear.com

Anuncios

Diseño ficción. Talleres Futurnet en CCCB Educació y artículo en CCCBLab

Esta semana he tenido el lujo, honor y placer (todo así en este orden) de participar de varios contenidos para el CCCB vinculados a una técnica de especulación más aterrizada y vinculada con las nuevas formas de entender y “ver” el futuro.

Se trata del diseño ficción. Tenía intención de hablar tarde o temprano de ello, en tanto que es una pieza troncal relacionada con las nuevas concepciones del futuro, y las nuevas formas de construirlo. En el blog del CCCBLab podrás encontrar en català, castellano e inglés una introducción sencilla sobre qué es. Retrocediendo a la charla de noviembre,  me atreví incluso a anunciar que, también viendo la situación y grado especulativo de la literatura y cine de ci-fi enquilosado en imaginarios de hace cerca de un siglo (con excepciones contadas), el diseño-ficción es la nueva ciencia-ficción.

Diseño ficción: prototipando futuros deseables

El diseño ficción nos permite imaginar y explorar de forma crítica las posibilidades del futuro a través de objetos tangibles.

Léelo completo aquí

 

Por otro lado, fui invitada por el fantástico máquina Efraín Foglia (Guifi.net, MobilityLab, ELISAVA y otros muchos sombreros, es fantástico) a participar en las dinámicas de unos talleres de diseño-ficción para la parte de educación del CCCB, específicamente para adolescentes de ESO como actividad educativa. No sabéis qué felicidad -insospechada, para mí misma- trabajar con chicas y chicos de esas edades, a los que mal se les atribuyen superpoderes de estar al día de todas las nuevas tecnologías (lo recomprobamos con ese taller)- y que, en unos años, serán los adultos que entrarán en las fuerzas del trabajo. Volátiles y dinámicos, y con ganas de hacer cosas divertidas.

Les hicimos una dinámica rápida de dos horas, y acabaron realizando un prototipo borrador de aparatos, y sólo en un caso, de un plan político basado en acción pública, para escenificar futuros más constructivos, o acelerados, de Internet. Fue estupendo experimentar con ellos y ellas el “músculo” de futuro, como le digo, que es aquella capacidad de tratar de imaginar y especular escenarios de futuro, tras haberles introducidos teoría de los conos, de que el futuro no es un lugar al que vamos, destino singular inescapable, sino que no existe y depende de nosotros de cómo será.

Las nuevas técnicas para anticipar y especular tienen posibilidades de aplicación social muy “sexys”. Seguiremos trabajando, en la medida de lo posible, en ello!

Preparando un primer “paper” sobre Futuros Quebrados

Actualmente, y en mi poco breve tiempo libre desde que estoy asalariada a tiempo completo y comenzando un máster, voy tratando de preparar un primer artículo de carácter académico, aprovechando que la revista HipoTesis lanzó una convocatoria o “Call for Papers” en torno a “Presentes futuribles, Futuros presentables” (aquí más información, el plazo finaliza el 1 de junio). No sé si podré llegar, pero el camino será la mar de interesante en tanto que voy a trabajar y “aterrizar” un poco ideas que tengo en el tintero, y casan bien con la parte de “futuros presentables”. Me servirá para avanzar de sopetón en la materia de futuros

Por otro lado, tengo el lujo de colaborar en junio en un taller de escenarios de futuro de Internet, pronto más información. ¡Compartiré reflexiones!